La importancia de la velocidad de carga de una web

Blog Kando La importancia de la velocidad de carga de una web

La importancia de la velocidad de carga de una web

El hecho de tener que esperar demasiados segundos a que se cargue una web afecta mucho más de lo que se puede pensar a la estrategia de marketing de una empresa. El usuario espera que la página se cargue instantáneamente sobre todo cuando este navega desde el smartphone, cuando tarda demasiado, la tasa de rebote aumenta. Es decir, abandonan la web sin verla. Pero no solo eso, al tardar en cargar se están perdiendo conversiones, que realmente son el motor de toda empresa: obtener beneficios.

Por si esto fuese poco, Google también tiene en cuenta la velocidad de carga de una web y lo toma en cuenta a la hora de posicionar la web más arriba o más abajo en su motor de búsqueda. Google controla varios parámetros relacionados con la experiencia de usuario y han establecido que si una página tarda más de 4 segundos, el usuario la abandona sin llegar a verla. Esto se traduce en que Google aventaja aquellas que tienen una buena WPO (Web Performance Optimization), colocándolas en las primeras posiciones.

A nivel de estrategia, la velocidad de carga web debe estar entre las primeras decisiones a tomar, puesto que como hemos dicho, a mayor velocidad de conexión a internet, menor paciencia de los usuarios a la hora de esperar a que la página que desean visitar se cargue. No tener esto en cuenta puede suponer pérdidas económicas, no solo en el posicionamiento. Si se vende a través de esa web y nadie entra por la lentitud de carga, nadie compra. Así de sencillo.

Hay muchos motivos por los que una web puede tardar en cargarse, pero estas son las más comunes:

  • El hosting. Puede que el hosting no permita un alojamiento adecuado para la web y que esto ralentice la carga. Un cambio a un hosting con más garantías solucionará el problema.

  • Trabajar desde una plantilla. Al usar plantillas corremos el riesgo de acumular código inútil, puesto que suelen incluir funciones que no vamos a utilizar. Hay que intentar trabajar con una web creada desde 0 o con una plantilla lo más limpia de código posible.

  • Plugins en exceso. Esto afecta sobretodo en webs WordPress. Hay que contar con los plugins justos y necesarios para poder trabajar y conseguir nuestros objetivos de medidas y acceso a la web. Plugins en exceso solo consiguen aumentar el tiempo de carga sin aportar nada.

  • Peso de las imágenes. Uno de los motivos más comunes son las imágenes con demasiado peso que impiden una carga óptima de la web. Hay que elegir el formato que de el mejor resultado con el mínimo peso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *