Diseño y animación: conquistar por la vista

 

Blog Kando Diseño y animación: conquistar por la vista

Diseño y animación: conquistar por la vista

Presentar un proyecto nuevo y conseguir captar la atención de nuestro interlocutor no siempre es sencillo. Pero si hay una manera de conseguirlo o de, al menos, captar su atención, es pesando fuera de la caja. En esta ocasión os vamos a hablar sobre cómo utilizar el diseño gráfico y la animación para lograr el éxito en el proyecto que nos propongamos o, en la medida de lo posible, asegurarnos de que todos a los que les llegue el proyecto, se detengan a verlo.

En este post os traemos como ejemplo el currículum animado del diseñador gráfico y animador Robby Leonardi. Este diseñador norteamericano conquistó a todo el mundo con la animación de su vida laboral. Con un estilo que nos recuerda a los videojuegos de los inicios de Nintendo, nos invita a desplazarnos por su formación, vida laboral y aficiones como si de superar un nivel del juego se tratase.

Nos encontramos con un diseño interactivo que nos muestra de un modo sencillo, divertido y fácil de comprender todas las habilidades del diseñador. Se trata de crear un contenido capaz de crear un engagement con el receptor que logre soltar todas las píldoras de información necesarias para dar a entender el proyecto sin que el receptor se de cuenta.

Este tipo de productos o contenidos animados son un gran elemento para lograr no solo vender el producto y sino que sirven como disparador de contenidos virales que generan una impresión perdurable en la memoria del receptor. Asimismo, son una gran opción para crear contenidos de inbound marketing que sumen a nuestra estrategia de contenidos. Para ello solo tenemos que encontrar un buen diseñador y animador que sepa captar el estilo e imagen que nuestra marca quiere proyectar.

También es importante trabajar mucho el guión y la escaleta de este contenido animado. Esto será la base sobre la que trabajará el animador, porque es cierto que una imagen vale más que mil palabras, pero toda imagen tiene un texto y un contexto detrás. Tenemos que organizar bien los contenidos que queremos transmitir en píldoras informativas y trabajar la animación para conseguir que el receptor, sin querer, se vea inmerso en la narrativa.

Con un poco de pensamiento creativo, trabajo y un buen diseñador, conseguiremos destacar por encima del resto y dejar nuestra huella en los receptores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *